10
Dic
13

Firma invitada: David Durán. “Abrir puertas y ventanas”

Cuando me aventuré a estudiar música en la universidad me impactó comprobar que la mayoría de los aspirantes a músicos -independientemente de su estilo y nivel-  conocían los rudimentos del leguaje musical, la armonía y las demás herramientas teóricas mejor que yo, que me dedico profesionalmente a la música. Esto me hizo reflexionar acerca de los métodos de enseñanza que se vienen usando en el aprendizaje de la guitarra flamenca y cómo (salvo en casos más actuales) la norma general ha sido siempre aprender de oído frente a un equilibrio entre lo teórico y lo práctico.

¿Por qué ese miedo a lo teórico en el flamenco?  Es cierto que se ha transmitido por tradición oral durante generaciones, quizás por su carácter popular, pero también el blues y el jazz tienen su origen en lo popular y nadie concibe hoy en día a un buen músico de jazz que no conozca su música a nivel teórico. Hace ya bastantes años que el flamenco abrió sus puertas a nuevos timbres y sonoridades y se ha ido enriqueciendo gracias a un concepto de composición fundamentado en una conciencia más universal de música. El hecho de que existan una serie de conceptos que invitan a la comunicación entre músicos y que son generales para todos los estilos debería ser suficiente para despertar nuestra inquietud y nuestras ganas de abrir puertas y andar nuevos caminos.

El flamenco ya ha alcanzado en ciertos aspectos niveles que en otras disciplinas provoca, cuanto menos, admiración. Nuestra música se merece más reconocimiento de ciertos sectores del público y éste se merece de primera mano una explicación teórica de los fundamentos del flamenco no desde el punto de vista de un gran teórico o un músico de otra disciplina, sino desde el punto de vista de un flamenco propiamente dicho.

Si queremos que nuestro arte tenga el prestigio que se merece es imprescindible que reforcemos determinadas carencias y que seamos nosotros mismos los que respondamos ante cualquier demanda. De este modo, no será necesario recurrir a músicos que la conocen sólo de forma superficial pero que, por sus conocimientos teóricos o por su trayectoria, son más compatibles con el encargo. Así será más habitual el perfil de un flamenco que conoce el leguaje musical, la armonía y la composición como un apoyo independiente a su sensibilidad innata, que se interesa por la cultura y por otras músicas de una forma más profunda. El músico de vocación estudia toda su vida, ya sea de forma académica o de forma tradicional, por su amor al arte y puede ser como antaño un intelectual al nivel de cualquier filósofo, científico o literato.

David Durán
Guitarrista y Licenciado en Historia y Ciencias de la Música

Anuncios

0 Responses to “Firma invitada: David Durán. “Abrir puertas y ventanas””



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Archivo


Lo último en Flickr


A %d blogueros les gusta esto: