Archivo para 30 junio 2010

30
Jun
10

Cristina de Santys en Casa Patas del 5 al 10 de julio

Comenzamos el caluroso mes de julio con un grupo que viene de Sevilla y que será la primera vez que trabajan con nosotros. La cabeza de grupo será Cristina de Santys, cantaora, que nos interpretará a lo largo del espectáculo diferentes palos del flamenco, incluida la copla. Cantará con todo aquello que Cristina se sienta a gusto y nos haga estar expectantes en todo momento. Viene acompañada de una gran bailaora como es Maribel Ramos, al cante Sebatián Cruz, los estupendos guitarristas Javier Gómez y “Tino” y genial viento de Diego Villegas. ¡Buen comienzo de verano!

CRISTINA DE SANTYS
Cantaora

Baile: MARIBEL RAMOS
Cante: SEBASTIÁN CRUZ
Toque: JAVIER GÓMEZ Y “TINO”
Viento: DIEGO VILLEGAS

23
Jun
10

Juan Ramírez en Casa Patas. Del 28 de junio al 3 de julio

Que decir tiene la presencia de Juan Ramírez en Casa Patas y además durante toda la semana, del 28 de junio al 3 de julio. Genial bailaor donde los haya, sobrio y muy flamenco; precursor de un estilo. Juan reúne cualidades suficientes como para que los flamencos de verdad le admiren y a los que no son entendidos dejarles con la boca abierta. Después de tantos años de experiencia, es capaz de realizar con sus pies, sonidos que otros grandes y buenos bailaores no han sido capaces ni de imitar y aún menos de mejorar. Le esperamos con cariño, porque durante esos días Casa Patas se contagia de alegría, de artistas admiradores de Juan y con un ambiente verdaderamente flamenco.

Juan Ramírez por Martín GUerrero para Casa Patas

Juan Ramírez por Martín Guerrero para Casa Patas

Viene acompañado de cantaores y guitarristas que le darán a Juan y al público, lo que todos estamos esperando, “Flamencura”.

Del 28 de junio al 1 de julio
A las 22:30 horas
Del 2 al 3 de julio
A las 21:00 y 24:00 horas

JUAN RAMÍREZ
Bailaor

Baile: AUXI FERNÁNDEZ
Al cante: JOSÉ JIMÉNEZ/PEDRO JIMÉNEZ
SAÚL QUIRÓS
Al toque: DAVID JIMÉNEZ Y JUAN JIMÉNEZ

Juan Ramírez. Foto: Martín Guerrero para Casa Patas

Juan Ramírez. Foto: Martín Guerrero para Casa Patas

17
Jun
10

“Entre Tiempo”, de Sonia Olla, en Casa Patas del 21 al 26 de junio

“EntreTiempo” es el título de la obra estrenada el 23 de abril de 2010 por Sonia Olla y que ahora nos trae a Casa Patas. En ella realiza el papel de directora, coreógrafa y bailaora principal, contando con artistas de la talla de David Paniagua al baile, Ismael Fernández y Saúl Quirós al cante, Paco Heredia y Luismi Manzano al toque y en esta ocasión tenemos el lujo de tener como artista invitada a Montse Cortés, con su especial manera de cantar y que tendremos la suerte de tenerla toda la semana con este estupendo elenco de artistas.

Sonia Fernández por Martín Guerrero

Sonia Fernández por Martín Guerrero

También tenemos que hacer mención a la parte excepcional que tendremos el jueves 24 a las 22’30 h. y viernes 25 a las 24’00 h. con una representación, dentro de la propia actuación, de un grupo de artistas jovencísimos, hijos de flamencos totalmente consagrados y que aunque sus nombres aún no nos dicen mucho, os puedo avanzar que el nombre de sus padres, por riguroso orden, son el hijo de Ismael Fernández, hijo de Montse Cortés, hijo de Juan Carmona “El Camborio”, sobrino de Raimundo Amador, hijo de “Paquete” y el hijo de Elena Andujar. Todos reunidos para hacernos sentir que son dignos hijos de sus padres, grandes artistas. Como otras veces ya ha pasado en Casa Patas, cuando ya sean famosos, nos quedará un gran recuerdo de la primera vez que estuvieron con nosotros. Va a merecer la pena estar con ellos!!

El Bola y Antonio Cortes en Casa Patas. Foto: Martín Guerrero

El Bola y Antonio Cortes en Casa Patas. Foto: Martín Guerrero

Del 21 al 24 de junio
A las 22:30 horas
Del 25 al 26 de junio
A las 21:00 y 24:00 horas

SONIA OLLA Y DAVID PANIAGUA
Bailaores

Artista invitado
MONTSE CORTÉS
Cantaora

Al cante: ISMAEL FERNÁNDEZ Y SAÚL QUIERÓS
Al toque: PACO HEREDIA Y LUISMI MANZANO

15
Jun
10

El regreso de Pepe Habichuela a Casa Patas

Durante finales de los años ochenta y principios de los noventa se vivió una época muy interesante para el flamenco en Madrid. Por aquel entonces buena parte de los grandes artistas de este arte vivían o frecuentaban a menudo la capital, y el ambiente era de lo más propicio para la reunión amistosa y el intercambio de conocimiento.

Pepe Habichuela en Casa Patas. Foto Martín Guerrero

Pepe Habichuela en Casa Patas. Foto Martín Guerrero

Entonces Casa Patas era uno de los más importantes puntos de reunión de artistas y aficionados al flamenco, que acudían a ver a primeras figuras del cante, la guitarra y el baile, y a disfrutar de la noche entre amigos, en su ambiente. Pepe Habichuela estaba entre los primeros unas veces y entre los segundos otras.

Sobre el escenario, tocando sin amplificación, el maestro tocó al cante para Ramón El Portugués, Vicente Soto y un jovencísimo Miguel Poveda, entre otros. El lo recordaba hace unas semanas, con cierta añoranza, como “…aquella Época Dorada…” Y en verdad que lo fue, no hay más que repasar los carteles de Casa Patas de esos años para comprenderlo.

Pepe Habichuela. Foto Martín Guerrero para Casa Patas

Pepe Habichuela. Foto Martín Guerrero para Casa Patas

El caso es que la presencia de Pepe Habichuela en el cartel de Los Pellizcos Flamencos nos ha hecho recordar a muchos lo que entonces pasaba. Y su paso el jueves por nuestro escenario nos ha permitido volver a vivir algo de ese ambiente, de esa intensa experiencia del flamenco, de nuevo en Casa Patas.

En una conversación que mantuve con él la noche en que tocó Diego del Morao, se confesaba excitado por su próximo paso por Los Pellizcos; ¿Qué va a pasar cuando venga yo a tocar? preguntaba retóricamente; “algo grande” respondía yo para mis adentros.

Pepe Habichuela y Josemi Carmona. Foto Martín Guerrero para Casa Patas

Pepe Habichuela y Josemi Carmona. Foto Martín Guerrero para Casa Patas

Y así ocurrió: la sala abarrotada de aficionados, buena parte de la Familia Habichuela, incluido su hermano Juan, en las primeras filas, críticos y periodistas que no se querían perder una ocasión tan especial.

Comenzó el concierto con dos temas interpretados al cante por la prometedora artista castellonense Tamara Escudero, a quién ya habíamos tenido la oportunidad de escuchar en Casa Patas, por recomendación del propio Pepe. Con una garganta privilegiada, esta joven cantaora demostró sensibilidad, conocimiento y hondura de sentimiento flamenco.

A continuación pudimos disfrutar de la guitarra de Josemi Carmona, hijo de Pepe y antiguo componente de Ketama, que interpretó interesantes composiciones propias, acompañado por Luki Losada, Carlos Carmona y Tamara a los coros. Todo un regalo.

El resto del concierto fue a cargo del maestro, que estuvo en todo momento arropado por un público respetuoso que dio constantes muestras de aprecio, y jaleó, con sentidos “oles” y aplausos, los momentos más intensos de su interpretación.

En un momento del concierto me atreví a preguntarle a Amparo, la mujer de Pepe, que estaba muy pendiente de todo, que cómo le veía. “Muy bien, está muy a gusto, está tocando para él, como cuando está en la casa” contestó.

Gracias a todos.
Gracias Maestro.

Martín Guerrero.

11
Jun
10

El paso de Duquende por el Ciclo “Pellizcos Flamencos”

La presencia de Duquende en el cartel de los “Pellizcos Flamencos” generó desde el primer momento una gran expectación entre los aficionados al cante de Madrid. Pronto el libro de reservas se completó y el jueves 27 se acercaron a Casa Patas numerosas personas sin reserva con la esperanza de poder entrar a ver y escuchar al genial artista catalán.

Con la sala hasta los topes de aficionados, artistas y críticos, dio comienzo el recital, en el que pudimos escuchar temas originales del autor, algunos de ellos recogidos en sus últimas grabaciones, con la siempre singular aportación de Paquete a la guitarra.

El excepcional ambiente de la sala acompañó en todo momento al cantaor, con “oles” y demostraciones de respeto y admiración que hicieron su efecto en el alma de Duquende, al que pudimos ver disfrutar realmente sobre el escenario.

Nosotros lo sabemos bien, cuando un artista se encuentra a gusto sobre nuestro tablao y goza arropado por sus compañeros, suele ocurrir que “se regala”, ofreciendo lo mejor de su arte, entonces es cuando hace su aparición el duende, aficionado a dar esos pellizcos tan flamencos a nuestro espíritu, que consiguen sublimar nuestras emociones.

Así es el flamenco, el de verdad, el de “pellizco”. Por eso los buenos aficionados son tan exigentes y tan críticos, por que conocen lo que el flamenco les puede llegar a aportar y aspiran siempre a ello, a lo mejor, a lo máximo, a lo sublime.

Una de las cosas más bonitas de estas veladas de los “Pellizcos” en Casa Patas está ocurriendo después de los conciertos. Y es que los artistas se quedan a compartir el resto de la madrugada con sus amigos, con otros artistas y con los aficionados.

Todos juntos alrededor de un gran corro, haciendo compás por bulerías, cantando y bailando, disfrutando de una singular “juerga”, en la que las aportaciones de los diversos artistas se suceden, ahora Duquende, Paquete a la guitarra, luego El Ingueta… se arranca Nino con una “pataita”… “hacía tiempo que no se veía El Patas así” nos comenta un artista, y no le falta razón, es el efecto de Los Pellizcos Flamencos.

10
Jun
10

Piraña & Group en los Pellizcos Flamencos de Casa Patas

La tercera velada de los Pellizcos Flamencos de Casa Patas ha estado protagonizada por el que según algunos entendidos es el mejor y más competo percusionista de flamenco del mundo; Piraña. Con él una tremenda banda formada por Paquete a la guitarra y por algunos de los músicos que acompañan habitualmente, junto al propio Piraña, a Paco de Lucía en sus conciertos. Estamos hablando del bajista cubano Alain Pérez y de Antonio Serrano a la harmónica.

Piraña. Foto: Martín Guerrero para Casa Patas

Piraña. Foto: Martín Guerrero para Casa Patas

Tras la simpática y entrañable presentación que hizo Paquete de su hermano menor, dio comienzo el espectáculo con un dúo de percusión en el que Antón, hijo de Guadiana, acompaño a su primo. Cajones, cajongas, una batería y un cencerro fueron los instrumentos tocados con maestría, virtuosismo y el excepcional sentido del ritmo que caracterizan a estos percusionistas de la saga de los Porrina de Badajoz.

El público entró instantáneamente en el concierto al son de unos poderosos ritmos que anticipaban la promesa de una noche diferente y nueva en Casa Patas.

El segundo número estuvo caracterizado por la presencia sobre el escenario de tres excepcionales cantaores: Saúl Quirós, David de Jacoba y Antonio Ingueta. Al compás de la percusión de Piraña y compartiendo micros ofrecieron uno de los números de cante más hermosos e intensos que hayamos tenido oportunidad de presenciar en Casa Patas, que ya es decir. Por cierto que David de Jacoba también ha tenido la oportunidad recientemente de formar parte de la banda de Paco en una de sus actuaciones.

Paquete. Foto: Martín Guerrero para Casa Patas

Paquete. Foto: Martín Guerrero para Casa Patas

A estas alturas mi fluido emocional se encontraba ya  en niveles de desbordamiento, lo que no iba a tardar en producirse como consecuencia de lo que estábamos a punto de presenciar.

Antón, Paquete, Alain y Antonio se unieron a Piraña para interpretar un precioso tema compuesto por Paco de Lucia y una música maravillosa tuvo lugar. Los músicos, perfectamente compenetrados, iban cediéndose sucesivamente el protagonismo para ejecutar de modo brillante unos “solos”, que iban marcando momentos de gran intensidad a lo largo del tema, para terminar uniéndose y dar así forma completa, redonda y llena a una composición de embriagadora belleza musical.

El siguiente tema, compuesto por Paquete y adaptado por el grupo para la ocasión, fue lo que ellos llaman “un siete”. Su estructura se arma sobre una base rítmica de origen hindú, al parecer bastante difícil de ejecutar por su complejidad y por lo ajena que resulta a nuestra cultura musical. Tenía un aire moderno y en algo relacionado con el jazz, sobre todo cuando Paquete introducía un curioso efecto, que desconcertó a más de uno por su asombroso parecido con la voz humana de un artista inexistente.

Hacia la mitad del tema se incorporó Belén López y comenzó a bailar. Pero ¿por qué palo bailaba?, ¿lo había ensayado?… No, algo nuevo estaba ocurriendo en el baile, al compás del “siete”, fruto de la improvisación de grandes artistas, con la presencia del “duende”.

Más tarde, tras el concierto, tomando algo con los artistas, mientras se fraguaba la fiesta que ya es habitual tras cada “Pellizco”, lo comentaba con Alain y me decía que sobre el escenario, durante esos momentos, había pensado lo mismo.

Martín Guerrero.

10
Jun
10

Pepe Habichuela el 10 de junio en los Pellizcos Flamencos de Casa Patas

Pepe HabichuelaPepe Habichuela, con veinte años ya pertenecía a la generación que llegó a conmover, todavía en activo y en la plenitud de su arte, a los grandes maestros del cante y del recién pasado siglo. Fueron Pepe y sus coetáneos (Paco de Lucía, Camarón, Morente, Sanlúcar, etc.) quienes protagonizaron la brillante renovación de los años setenta, abriendo el camino a los “jóvenes flamencos” de la actualidad y propiciando la enorme difusión que goza el flamenco hoy en día. Así, Pepe Habichuela acompañó a los Marchena y Valderrama igual que a Camarón y Morente. Aprendió del tío Sabicas y de Mario Escudero, sin dejar de aportar el toque personal de su ilustre familia, y traspasó estos conocimientos -de forma más persuasiva que a ningún otro- a su hijo y sus sobrinos (Ios Ketama), a Raimundo Amador y a José Soto “Sorderita”. Su primer disco “A Mandeli” fue distribuido en todo el mundo y su segundo CD “Habichuela en rama” fue realizado en colaboración con su hijo José Miguel Carmona. Después aparece “Yerba Güena”, el tercer disco, un trabajo que hace historia.

No dejéis de venir. Escucharemos al maestro que vendrá acompañado de Josemi Carmona a la guitarra, “Bandolero” a la percusión y Tamara Escudero al cante.




Archivo


Lo último en Flickr


A %d blogueros les gusta esto: